Seguro que has escuchado hablar de los términos: “antiaging”, “antiox”, “detox”…  pero, ¿qué significan? ¿Por qué los relacionamos con belleza? La belleza nunca ha dejado de estar de moda, es por eso que cada vez tenemos más variedad de cremas antiedad, con diferentes principios activos,  distintas texturas y millones de términos que nos suenan a “chino”. Entre tantas cremas… ¿sabrías escoger la más adecuada para ti? Si te sientes identificada con lo que estás leyendo… ¡este es tu post!

¿Son efectivas las cremas antiedad?

Empecemos a construir nuestra casa por el suelo, ¿qué es una crema antiedad? Una crema antiedad es toda aquella que contiene alguna sustancia o principio activo que ayuda a mantener y/o rejuvenecer el aspecto de nuestra piel. A la pregunta, ¿son efectivas las cremas antiedad? La respuesta es un rotundo sí, el secreto está en conocer cómo es tu tipo de piel y qué aporte necesita. Imaginémonos que estamos en un día festivo, con todas las tiendas cerradas y el frigorífico vacío. Sólo tenemos agua en nuestra despensa. De nada nos vale beber agua si nuestro estómago necesita alimentos. Con las cremas ocurre lo mismo, de nada vale darle hidratación a nuestra piel si lo que necesita es nutrición y pasa lo mismo a la inversa.  Lo primero que necesitamos para poder elegir un tipo de crema antiedad es saber cómo es nuestra piel (normal, mixta, grasa o seca) qué esperamos de ella y qué necesita para llegar a nuestro objetivo: una piel reluciente y rejuvenecida.

Como hemos comentado anteriormente, cada día encontramos más variedad de cremas que combinan diferentes principios activos ¿cuáles son los más importantes a nivel antiedad? No los pierdas de vista, y hazte una experta en cosmética.

  • Ácido hialurónico

La propiedad más destacada de este componente es la hidratación, ya que es capaz de absorber y retener mucha agua. Con el paso de los años, nuestra piel pierde ácido hialurónico y se deshidrata. Las cremas con ácido hialurónico producen efecto relleno sobre las arrugas, previniéndolas y tratándolas.

En Farmacias Hidalgo en Alicante y Elche tenemos nuestro propio gel hyaluronic, una textura que encanta, ya que se absorbe inmediatamente y presenta una hidratación intensa. Si quieres comprarlo, haz click aquí.

  • Colágeno

El colágeno es otro de los grandes protagonistas en las cremas antiedad. Se trata de una proteína que forma parte de nuestra piel y con el tiempo va perdiendo elasticidad. El colágeno nos ayuda a devolverle a la piel la firmeza que ha perdido. Los podemos encontrar en cremas o en nutricosmética, como por ejemplo en ampollas.

En nuestra farmacia podrás encontrar:

Seguro que te suenan la vitamina C, E o la coenzima Q10. La función de los antioxidantes es eliminar los radicales libres. Estos radicales, entre otras funciones aceleran el envejecimiento de nuestra piel. Además, la vitamina C actúa sobre la pigmentación, disminuyendo y aclarando las manchas de nuestra piel.

  • Retinol

Las cremas con retinol son cremas renovadoras, ya que actúa incrementando la renovación celular. Pero cuidado, debemos usarlo de noche, ya que es un componente fotosensible.

  • Échale un vistazo a nuestra crema redensificante renovadora. ¡Te va a encantar!
  • Protección solar

¿Por qué una crema antiedad debe llevar protección solar? El sol acelera el envejecimiento de nuestra piel, por ello se aconseja una protección solar de 50+ durante todos los días del año. Si tu crema no la lleva, ¡no te preocupes! Siempre puedes ponértelo encima. Los pasos a seguir serían: limpieza facial, sérum y/o crema facial y, por último, protección solar. Pero ¡ojo! Asegúrate de que tu protección solar es adecuada para tu tipo de piel, por ejemplo, en una piel grasa hay que utilizar una textura oil free mientras que en una piel seca habría que utilizar una crema más untuosa.

Tengo la piel grasa, ¿qué cosmético debo utilizar?

 

Son muchos los pacientes que acuden a nuestra farmacia con este problema. El acné, aunque es más propio en adolescentes, no tiene edad, ya que influyen mucho las hormonas y el estrés. Es muy común el uso de antibióticos para paliar este problema, ¿son efectivos? Sí, pero tienen efecto rebote, es decir, cuando dejemos de utilizarlos, nuestra piel volverá a tener el aspecto que presentaba en un principio. Además crean tolerancia, lo que significa que si lo utilizamos a menudo nuestra piel acaba adaptándose a ellos y no veremos los resultados esperados.

Entonces… ¿qué tengo que hacer si tengo la piel grasa? Lo primero que debes de tener en cuenta es la limpieza, de nada sirve usar una buena crema si no nos limpiamos antes la cara correctamente. El uso de geles purificantes ayuda a secar los granitos y serán nuestro mayor aliado. Las cremas que debemos utilizar tienen que ser libres de grasa, o lo que hoy en día llamamos “oil free”. Además, si tenemos un brote, podemos usar una crema que ayude a controlar el exceso de sebo, como cremas con niacinamida. Así nos evitamos el efecto rebote y la tolerancia creada por los antibióticos.

 

¿Debo utilizar diferentes cremas dependiendo de mi edad?

 

Con el paso del tiempo, nuestra piel va cambiando sus necesidades. En la adolescencia, nos basta con una crema hidratante adecuada pero con el paso de los años vamos perdiendo firmeza, elasticidad y luminosidad. Es por eso que a partir de los 25/30 años se recomienda utilizar cremas para prevenir las primeras arrugas. Con el tiempo, necesitamos más refuerzo, cremas que actúen sobre la pérdida de elasticidad y firmeza. Es por ello que disponemos de una amplia gama donde elegir según siempre, lo que requiera nuestra piel.

 

¿Cuánto tiempo tardaré en notar los efectos cosméticos?

 

crema cara antiedadEsto depende del tipo de crema que estemos utilizando. Si la crema no es la adecuada, tu piel lo mostrará inmediatamente. Por ejemplo si a una piel grasa le ponemos una crema nutritiva, probablemente al día siguiente estará llena de granitos. La media en las cremas hidratantes para poder ver resultados es un mes, excepto con las cremas despigmentantes que necesitamos un poquito más de tiempo. Respecto a los sérums, tenemos que tener paciencia, ya que actúan a largo plazo. Eso no quiere decir que nuestra piel reluzca desde el primer día, pero para obtener los mejores resultados necesitamos una rutina.

 

¿Son efectivos los aceites antiedad?

 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para contestar esta pregunta es la textura. Los aceites, al ser más líquidos que las cremas, penetran más adentro, al igual que los sérums. Para utilizar un aceite debemos asegurarnos que nuestra piel es seca, ya que presentan una alta nutrición. Por lo tanto, para pieles secas, sí son muy efectivos. Además la mayoría de aceites son ricos en antioxidantes como la vitamina E, que eliminará los radicales libres de nuestra piel rejuveneciéndola. Entre los aceites más comunes encontramos el aceite de argán, para aquellas pieles más secas, y el aceite de rosa mosqueta, muy eficaz contra las manchas.

Si te animas a probarlos acepta este consejo: utilízalos de noche tras la limpieza facial, como si fuese un sérum,  ya que pueden contener componentes fotosensibles. Al día siguiente notarás tu piel suave y reluciente.

 

Aceite o crema, ¿con cuál me quedo?

 

Lo primero que tenemos que hacer es analizar, una vez más, nuestro tipo de piel. Si tu piel es grasa, sin duda, la respuesta es una crema oil free. Si queremos resultados más rápidos, podemos utilizar un sérum en lugar del aceite.

Si nuestra piel es seca, ¿por qué elegir pudiendo utilizar ambos? Lo ideal es una crema rica en la mañana tras la limpieza facial y el sérum correspondiente. Por la noche para aumentar los resultados esperados, podemos utilizar el aceite. Nos aportará la nutrición extra que necesitamos y nuestra piel lo agradecerá.

 

¿Cuándo debo aplicarme el tratamiento?

 

Como dicen por ahí, “quien tiene constancia y disciplina, obtiene resultados increíbles.” Lo imprescindible para obtener buenos resultados es crearte tu propia rutina de belleza, tanto en la mañana, como en la noche. Los pasos a seguir en ambos casos son:

  1. Limpieza facial. Limpia tu rostro con el tratamiento adecuado (gel en caso de pieles mixtas/grasas o leche limpiadora en caso de pieles normales/secas). Acto seguido, aplícate con un algodón el tónico, nos ayudará a equilibrar el pH de nuestra piel.
  2. Si utilizas sérum, este es su momento. Aplícate unas gotitas en el rostro y… ¡no te olvides del cuello y escote!
  3. Crema facial. Un consejo a la hora de aplicarla: siempre hacia arriba Recuerda que queremos ver nuestro rostro con firmeza.
  4. Si vas a salir a la calle ponte protección solar. Evitará que nos salgan manchitas y que nuestra piel envejezca.
  5. El paso más importante es… disfruta con tu ritual de belleza. No lo tomes como una obligación, es un tiempo dedicado a ti misma que solo tú puedes hacer por ti.

Como decía Coco Chanel…” la belleza comienza cuando decides ser tú misma.” Nunca te olvides de ello y disfruta en cada momento.

Si tienes dudas acerca de tu piel, consulta con nuestra experta en dermo. Para más información, haz click aquí.