Cuando escuchamos tecnicismos o palabras habituales en el ámbito sanitario solemos asustarnos por no entenderlas; con un par de “truquillos” y siguiendo una lógica conseguiremos espantar ese miedo. Como hemos comentado en otros artículos, el sufijo “itis” es sinónimo de inflamación, por lo que toda pericarditis es una inflamación del pericardio, membrana externa que envuelve el corazón. Analicemos la segunda palabra, purulenta, ¿qué es purulento? A simple vista puede que no nos suene, pero seguro que hemos escuchado muchas veces lo que es pus. Pues bien, purulento, deriva de pus, lo que es sinónimo de infección o una inflamación aguda. Así pues, en la pericarditis purulenta, tenemos inflamación del pericardio y presencia de líquido purulento en su interior.

¿Qué síntomas se aprecian para detectar esta patología vascular?

Como en otras pericarditis, los síntomas más frecuentes son: dolor en el pecho, tos, fiebre y dificultad para respirar, es decir, las funciones del corazón se ven alteradas. Esta modalidad de pericarditis se caracteriza por la presencia de una infección en la mayoría de los casos, pues tenemos que recordar que el corazón contiene líquido purulento, o pus.

Causas de la pericarditis purulenta

La causa más común es una infección anterior que no ha sido erradicada y se ha extendido al corazón. No obstante como en otras pericarditis, no hay una causa definida. Diversos factores como padecer alguna enfermedad crónica vascular, la disminución de defensas o malos hábitos alimenticios como el consumo excesivo de alcohol, pueden aumentar la predisposición de padecer esta patología.

Otros tipos de Pericarditis

Conoce más sobre la Pericarditis Constrictiva

Tratamiento para cura la pericarditis purulenta

síntomas pericarditis purulentaEste tipo de patología no es muy común en adultos. Si no se detecta a tiempo, puede provocar la muerte. Como en toda infección el tratamiento principal es la antibioterapia. SI hubiese complicaciones, como derrame pericárdico o taponamiento, el médico asignado evaluará la posibilidad de cirugía. Sin duda en esta enfermedad, la rapidez del diagnóstico y su abordaje terapéutico juegan un papel importante en la vida del paciente.

¿Has sufrido esta enfermedad vascular? Déjanos tu opinión en la descripción.

Cada día pasan muchos pacientes por nuestra farmacia que nos cuentan su historia y necesitan nuestro consejo;  Flora, es una de ellas. Tiene 70 años y nunca había padecido ninguna enfermedad cardíaca. En su primera visita vino buscando una solución a su tos productiva. Tras varias semanas, el cuadro clínico empeoró, la tos no cesaba y había perdido peso. A pesar de que su tensión era estable (115/75 mmHg) la derivamos al médico, pues nos comentó que hacía varios meses padeció una infección en su mano derecha y que desde entonces todo habían sido complicaciones. Tras las pruebas realizadas en el hospital (radiografía de tórax, analíticas y electrocardiograma entre otras) le diagnosticaron pericarditis purulenta. Gracias al diagnóstico precoz y al tratamiento con antibióticos Flora consiguió erradicar su infección. A día de hoy, sigue un tratamiento natural con omega tres (Omega tres Farmacia MJ Hidalgo) para reforzar el aparato cardiovascular y con defensas (Immunofluid Farmacia MJ Hidalgo), para que su sistema inmunitario se mantenga fuerte.

Para obtener más información sobre el omega 3 de la Farmacia M.J Hidalgo haz click aquí

SI quieres saber más sobre Immunofluid Farmacia MJ Hidalgo accede aquí

Bibliografía