La hipertensión arterial se ha convertido en una enfermedad el siglo XXI. Se estima que afecta a 1000 millones de personas en el mundo. Se encuentra más en los países desarrollados. Los hombres son más afectados que las mujeres, con un riesgo más alto en ciudades grandes que en zona rural.

¿Sabes cuál es la presión arterial normal? ¿Sabes identificar los signos y los síntomas de esta patología? Con este nuevo artículo quiero ayudarte a conocer más sobre tu salud.

 

¿Qué niveles se consideran presión arterial normal?

 

La presión arterial se define por la presión de la sangre contra las paredes de las venas y los vasos sanguíneos. Esta presión está determinada por la fuerza del corazón y la resistencia de los vasos sanguíneos. Cuanto más estrechas son las venas, mayor es la presión arterial.

Hablamos de presión arterial alta cuando la presión arterial es superior a 140/90 mmHg.

La presión arterial alta se diagnostica cuando:

  • La presión sistólica (presión máxima) es superior a 140mmHg o
  • La presión diastólica (presión mínima) es superior a 90mmHg o
  • Si las presiones sistólica y diastólica son demasiado altas.

Una presión arterial de 120/80 mmHg generalmente se considera una presión arterial normal. Sin embargo, muchos expertos médicos, creen que una presión arterial óptima corresponde a una presión máxima de 115-110 mmHg y una presión mínima de 75-70 mmHg.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de una presión arterial alta?

 

En general, la presión arterial alta no da ningún síntoma que pueda alterar al paciente. Esto es frecuentemente un descubrimiento médico de rutinario. En ocasiones hay leves signos de que sufrimos presión arterial alta, como son las alteraciones visuales, mareos, cefaleas (dolor de cabeza). El paciente puede sufrir calambres musculares y sensación de fatiga. Se presentan manifestaciones de hemorragias a nivel nasal y conjuntivales (al nivel de los ojos). En ciertos casos, se puede observar una dificultad respiratoria que resulta de una insuficiencia ventricular izquierda, también llamada disnea.

Al diagnosticar una hipertensión arterial, el médico la verifica varias veces en diferentes condiciones: reposo, esfuerzo, posición, acostado, brazo derecho y luego brazo izquierdo, etc. Por lo tanto, asegura su permanencia. La generalización de los dispositivos de medición de la presión arterial para el público en general permite al paciente controlar su presión arterial en las condiciones de su vida diaria.

 

¿Cuáles son los alimentos que debemos evitar?

 

La alimentación tiene un papel muy importante en el mantenimiento de un correcto estado de salud.

Los alimentos a evitar son, por ejemplo, la cafeína. Este alcaloide es uno de lo más consumido en el mundo. Actúa al nivel cerebral, aumentando la liberación de adrenalina. Es ésta, la adrenalina la que va a aumentar la presión arterial.

El otro alimento por excelencia a evitar es la sal. El sodio, contenido en la sal, en exceso provoca un desequilibro al nivel renal. La sal es uno de los aditivos más usados en la industria alimentaria.

Se debe reducir el consumo de alcohol. Más de 50 estudios científicos confirman el efecto del consumo de alcohol en el aumento de la presión arterial. lo que sugiere que cuanto más bebe, más se aumenta la presión.

El consumo de grasas saturadas tiene un efecto negativo sobre la presión arterial. Según los investigadores, existe una clara evidencia de daño cardíaco que puede ser causada por un alto consumo de grasas saturadas del tipo de se encuentra principalmente en productos animales con un alto contenido de grasa, como los productos lácteos y la alimentación animal, la carne.

Otro alimento a reducir es el consumo de regaliz.

Un estudio realizado por investigadores en Islandia encontró que comer incluso pequeñas cantidades de regaliz (comparable a un puñado de caramelos de gelatina) aumenta la presión arterial de un promedio de 3,5mmHg.

 

Causas que provocan la hipertensión

 

En el 95% de los casos, la causa de la hipertensión arterial sigue siendo desconocida: se denomina “esencial” o idiopática. En este caso, el tratamiento tendrá como objetivo tratar el síntoma o los síntomas para saber cómo disminuir la tensión. Sin embargo, el médico puede descubrir una causa cuyo tratamiento puede curar la presión arterial alta.

Existen factores de riego. Estos factores aumentan la prevalencia de sufrir de hipertensión arterial.

Como hemos visto, ciertos alimentos son prejudiciales para la presión arterial. Una mala dieta es un factor agravante. El consumo de tabaco, alcohol y drogas son dañinos para la salud cardiovascular.

El sedentarismo aumenta los riesgos de sufrir hipertensión arterial. En cambio, la práctica de ejercicio intenso y explosivo como bien puede ser la halterofilia son perjudiciales para el corazón debido a la subida rápida de la presión arterial.

Ciertas patologías, como el hipercolesterolemia (colesterol alto), la diabetes, la insuficiencia renal y la obesidad tienen tendencia a provocar daños en el sistema cardiovascular y aumentan la presión arterial.

 

Niveles y tipos de hipertensión arterial

Según la organización mundial por la salud: OMS, existe 3 grados de hipertensión arterial.

Tipo de hipertensión

Nivel de la sistólica en mmHg

Nivel de la diastólica en mmHg

optima

<120

<80

normal

<130

<85

subnormal

130-139

85-89

hipertensión Grado 1

140-159

90-99

hipertensión Grado 2

160-179

100-109

hipertensión Grado 3

= o >180

= o >110

Tabla de ejercicios diarios para prevenir la hipertensión arterial.

 

¿Cuáles son los tratamientos con fármacos?

 

alimentos recomendados para hipertensosExisten varios medicamentos en el mercado para tratar la hipertensión arterial. Pero solo el médico puede recetar este tipo de fármacos.

Existen los diuréticos cuya función es reducir la retención de líquido al nivel renal como la furosemida.

La familia de los IECA: inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Ellos también actúan al nivel renal para reducir la presión arterial. La molécula más famosa de esta familia es el enalapril.

Tenemos los ARA II, los antagonistas de los receptores a la angiotensina II. Actúan al nivel de los receptores que se encuentran al nivel renal y la molécula más recetada es el olmesartan.

Los bloqueantes de los canales calcio son otra familia muy prescripta por los médicos. La molécula referente es el amlodipino.

 

Alimentos que no deben faltar en la mesa de los hipertensos

 

Hemos visto que unos alimentos son malos para la presión arterial. Tenemos que reducir el consumo de alimentos beneficiosos para prevenir la hipertensión. Pero una vez sufrimos de esta patología, debemos cambiar hábitos alimenticios para reducir el daño y ayudar al tratamiento farmacológico.

En primer, lugar debemos sustituir la sal con sodio por una sal sin sodio

En la mesa, debemos siempre tener a mano el. Recuerda de consumir el aceite siempre crudo mejor.

El ajo es un potente aliado para reducir la hipertensión arterial.

En nuestras Farmacias de Alicante y Elche Mª José Hidalgo podrás realizarte el test cardiovascular y detectar posibles riesgos coronarios.

¿Tienes hipertensión arterial? Cuéntanos como la controlas.